De los millennials a la generación Z: el paso a la primera generación verdaderamente nativa digital

De los millennials a la generación Z: el paso a la primera generación verdaderamente nativa digital

Después de que la sociedad reconociera a los millennials como la nueva generación de jóvenes que marcarían un cambio en el estilo de vida y hábitos de consumo, llegó con más fuerza y antes de lo que se esperaba `La Generación Z´.

Conocidos también como post-millennials, son todos los que han nacido a partir de 1995;  han crecido en un mundo bajo la amenaza del terrorismo o el cambio climático extremo y han sido educados en plena crisis económica, por lo que tienen más conciencia social que generaciones pasadas.

El uso excesivo de las redes sociales para publicar su vida y enterarse de lo que hacen los demás es otra característica esencial de esta generación.

Llegar a la Generación Z se ha convertido en un reto importante para las marcas, intentar acercarse a ellos basándose en patrones de millennials puede resultar contraproducente o simplemente no dar resultado.

Para eso es importante conocer las diferencias que existen entre estas generaciones:

  1. Los millennials se han vuelto digitales mientras que la generación Z ha nacido rodeada de tecnología por lo que son verdaderos nativos digitales
  2. Los millennials viven en constante narcisismo y son más egocéntricos, la generación Z es la generación más multicultural, viven sin prejuicios ni etiquetas.
  3. La generación Z prefiere trabajar de manera independiente, mientras que los millennials están abiertos al trabajo en equipo.
  4. Los millennials prefieren la comunicación tecnológica (video-llamada, mensajes y llamadas) y los de la generación Z prefieren la comunicación cara a cara.
  5. Los millennials tienden a cambiar constantemente de trabajo. Son “job-hoppers”. En cambio, la generación Z prefiere cambiar de roles en el mismo empleo.
  6. La generación Z depende totalmente de la tecnología. Los millennials crecieron con ella pero no dependen de ella.

La dependencia que tiene esta generación de la tecnología es fácil de entender, ya que ha crecido rodeada de ella y no concibe un mundo sin dispositivos ni internet. Incluso pasan más tiempo en sus móviles que en la televisión, por lo que las marcas han tenido que cambiar sus estrategias de manera radical para llegar a ellos.

La generación Z se destaca por no ser un sujeto pasivo para las marcas, les gusta estar implicados y ser escuchados. Por lo que ser relevante en el mercado mediante la innovación es una tarea fundamental. Las estrategias se vuelven más complejas y requieren acciones más inteligentes con el objetivo de lograr una buena comunicación entre audiencia y marca.

Así que es importante considerar estos fundamentos para lograr llamar la atención de esta generación y obtener resultados positivos:

  • Redes sociales: Son su principal medio para informarse e interactuar con el resto de la sociedad, por lo que sus líderes de opinión son influencers como youtubers, tweetStarts, instagramers, etc.
  • No estereotipos: Suelen conocer diferentes culturas y tener amigos de todas partes del mundo, gracias a las horas que pasan en internet. Así que rechazan constantemente los estereotipos sociales.
  • Ser transparentes: esta generación espera que las marcas sean honestas y transparentes, que tengan un propósito y responsabilidad social y sobre todo que mantengan una conversación con ellos.
  • Recursos: Esta generación depende aún de los recursos de su familia, por lo que hay que considerar esta limitación en sus posibilidades.