13 razones para desarrollar tu creatividad

13 razones para desarrollar tu creatividad

Aunque parezca increíble el departamento que más creatividad destruye es el departamento creativo. No porque haya un complot en las altas esferas de la ideación, ni porque los creativos sean un colectivo de pedantes egocéntricos que crean que solo ellos han sido agraciados con este don, sino porque el resto de departamentos reniega de sus capacidades creativas y las delega exclusivamente en ellos.

En muchas ocasiones, nos olvidamos que podemos ser sumamente ingeniosos, originales e inspiradores en nuestras actividades. Esta situación tiene también como consecuencia que nuestros instintos creativos terminen por atrofiarse… si otro puede hacerlo por ti, tú dejas de hacerlo. ¡Y qué terrible error!

Es crucial que, en tu día a día, trates de aplicar la creatividad en todo lo que haces; desde los pequeños detalles, hasta la participación e involucración en los procesos más complejos. Porque la creatividad aporta valor a todas las actividades y, ante un mundo de transformación y cambio constante, la respuesta para la mejora es clara: La creatividad.

Es hora de desterrar de tu vocabulario frases como “yo no soy creativo”

Anotación: Recordemos que la creatividad es la herramienta más personal e instintiva que utilizamos a la hora de resolver (de una forma distinta) los problemas a los que nos enfrentamos en nuestro día a día. Es la capacidad de actuar con patrones nuevos y no descubiertos. Cuando trabajas con creatividad te conviertes en un descubridor, un pensador, un creador y un intérprete de realidades y obras.

Las personas que trabajan profesionalmente con la creatividad, suelen afirmar que las mejores ideas vienen de las sinergias con aquellos que tienen otras visiones, porque en estas personas que no pertenecen al departamento creativo se encuentran las verdades en las que se basa la creatividad. Así que es hora de desterrar de tu vocabulario frases como “yo no soy creativo” o “es que no tengo ideas buenas” y empieza a retarte a ti mismo, empieza a P-E-N-S-A-R en vez de “hacer”.

Además de descubrir en ti una faceta rematadamente adorable e irresistible, podrás conseguir los siguientes resultados a nivel profesional y personal:

  1. Abrirás camino a nuevas propuestas y metodologías.
  2. Resolverás problemas que antes no eras capaz de ver.
  3. Serás, sin duda alguna, más rápido en las tareas que supongan retos de conceptualización.
  4. Tu capacidad de asociación de ideas será más amplia.
  5. Tendrás más facilidad para reacomodarte a situaciones, gente y cosas.
  6. Redefinirás problemas con más facilidad, y aún mejor, aprenderás a relativizarlos.
  7. Tu curiosidad se verá engrandecida y sentirás la gratificación del aprendizaje buscado.
  8. Conseguirás divergir del pensamiento, comportamiento y soluciones tradicionales.
  9. Estarás, también ejercitando tu inteligencia emocional.
  10. Serás más indulgente con tus sentimientos y pensamientos.
  11. Tu memoria sensorial se agudizará y también desarrollarás todos tus sentidos.
  12. Tus pensamientos serán más fluidos y flexibles.
  13. Y lo mejor: podrás convertir lo tedioso en maravilloso.

 

Porque tal y como dijo John Cleese. “Creativity is not a talent. It is a way of operating”.